¿Qué son los Cabezales móviles?

Cabezal Móvil

En la actualidad existen multitud de modelos de cabezales móviles, que nos permiten gran versatilidad y diversas funciones que resultan muy útiles en el diseño lumínico que propongamos en el escenario.

Los modelos más comunes de encontrar son el Beam, Wash y Spot, debido a sus prestaciones estos modelos han logrado establecerse en el mercado y es que los cabezales móviles lograron a través del protocolo DMX  revolucionar por completo la puesta en escena, gracias a las facilidades que nos ofrece su tecnología con la integración de gobos, ruedas de color, dimmer, strobo y movimiento pan y tilt, logran cubrir distintas funciones en el espacio escénico.

Tipos de cabezales móviles:

Beam

Los Beam nos permiten crear un haz de  luz muy concentrado, lo cual genera columnas de luces muy diferenciadas y que debido a sus prestaciones nos permite un abanico inmenso de posibilidades creativas. Este tipo de cabezal ocupa un lente mucho más grande que los spots, lo que le permite proyectar  luz con mucha mayor intensidad y alcance. La particularidad del Beam se encuentra en su posibilidad creativa, siendo este dispositivo muy versátil y de gran utilidad en el diseño lumínico.

Wash

Los focos Wash cuenta con un lente que nos permite colorear ambientes, fondos o cicloramas de una forma muy sencilla, ya que su potencia le permite generar un bañado de luz que tiene un gran alcance sobre superficies. Este tipo de cabezal permite una dispersión máxima de luz y su única limitante es su lente que no cuenta con tantas posibilidades creativas. El wash se ocupa mayormente para colorear una escena.

Spot

Los Spots se definen por su capacidad de concentrar toda su potencia en un solo haz de luz, que se puede dirigir a cualquier parte de la escena y a través de sus gobos tienen la posibilidad de generar texturas muy interesantes en la puesta en escena. Por lo general los cabezales Spot son una versión más compacta del Beam, con prestaciones muy similares.